Arcos de Jalón

La iglesia de Nuestra Sra. de la Asunción

Su construcción se atribuye al maestro Urquiza. La iglesia se compone de una única nave gótico-renacentista de mediados del siglo XVI, a la que se añadió una capilla y una sacristía durante el siglo XVIII en el lado del evangelio. La puerta principal debió abrirse hacia 1.560.

 

Sólo en la capilla mayor se conserva la primitiva bóveda de crucería, de terceletes, en el resto se ha sustituido por la de lunetos.

 

Destaca un retablo barroco, una talla del Cristo del siglo XVII y el órgano del XVIII.

 

El órgano lo hizo Juan Francisco Verdalonga. Siendo párroco Domingo García, solicita en 1.787 una licencia para construir un órgano. Desde Sigüenza se traslada el organero para diseñar los planos, eso supuso 52 reales.

En 1.795 se da el visto bueno a la obra.

El teclado es de hueso, con sus embutidos de ébano. El enchapado en la boca de los tubos de madera. La caja fue pagada por la Iglesia, junto a los viajes y transporte de materiales, siendo los pagos realizados en 3 entregas. El curavicario Miguel de Mojares pagó 17.000 reales por ello.


En 1.797 el carpintero de la villa de Medinaceli, Antonio Diez Pascual, acaba la caja, que costó 1.000 reales y 319 reales y 11 maravedís del transporte.

Las obras terminan el 30 de octubre de 1.803.

El coro es ampliado y embaldosado en 1.965, ocultando buena parte de la caja del órgano, pues no funcionaba. Fue preciso eliminar el fuelle y por la venta, obtienen los beneficios necesarios para comprar un armonio.